conRuben

Las transfusiones de sangre en el Hospital de Día

El pasado martes 19 de Mayo, Bernat tuvo visita al Hospital para realizar una nueva transfusión de sangre. Dada su periodicidad, que se establece siempre cada 3 semanas, podríamos decir que es una especie de tratamiento.

Hoy nos gustaría explicaros en que consisten estas visitas, y lo qué suponen.

Todo empieza en casa, cuando a primera hora de la mañana, justo antes de marchar hacia el Hospital San Joan de Déu, se tiene que preparar la zona del Port-a-Cath de Bernat con crema anestésica y dejar actuar hasta el pinchazo en el Hospital (se tapa con un film). La crema hace efecto a los 30 minutos, y dura hasta las 2 horas.

Una vez llegamos al hospital, sobre las 8h, vamos directamente al Hospital de Día. Allí, introducen la aguja en el Port-a-Cath de Bernat, y extraen sangre para analizarla. La aguja ya no se vuelve a sacar hasta que finalice todo el tratamiento, así después, cuando necesiten transfundir la sangre, ya no se tiene que volver a pinchar en la zona.

Posteriormente, cuando ya tienen los resultados del análisis, Bernat tiene visita con el hematólogo. Este martes, le esperaba en la consulta el doctor Rubén, del que solamente tenemos palabras de agradecimiento. Para Bernat el feeling es notorio, pues en Rubén siempre ha sido al lado nuestro desde que Bernat era pequeño. Entonces, nos comunica el resultado del análisis: nivel de hierro en la sangre, posibles alteraciones, y sobre todo, el nivel de hematíes en la sangre.

El nivel de hematíes, no es más que el nivel de glóbulos rojos que tiene Bernat en su sangre a fecha del análisis. Según el tiempo que transcurra entre la última transfusión, o si durante este periodo ha tenido alguna alteración (fiebre, gastroenteritis, etc.), el nivel puede variar, pues los glóbulos se pueden destruir todavía mes rápido. Este martes, por ejemplo, Bernat estaba a 7’1. Después de la transfusión, el nivel subirá a 9-11 aproximadamente. Esto quiere decir que por norma, su nivel baja 3-4 en sólo tres semanas.

Para que nos hagamos una idea, el nivel normal de hematíes en una persona sana, ronda los 13-15. Es por esta razón, que el estado de Bernat es una anemia crónica, a la cual su cuerpo ya está totalmente acostumbrado. Aunque esto no quiere decir que no se tenga que vigilar, pues bajar de 7 es bastante peligroso para el metabolismo, y provoca alteraciones en el corazón, un gran cansancio general, etc.

Después de la visita, y según el resultado del análisis, es necesaria hacer la transfusión. En el caso de Bernat es siempre necesaria. Así que volvemos al Hospital de Día, donde reciben la bolsa de sangre y preparan todo el necesario para realizar la transfusión (comprueban el grupo sanguíneo, dosis de sangre, etc). La transfusión, por la cantidad de sangre y peso corporal, tiene que realizarse en hora y media. A esto, hay que sumar todas las curas previas y posteriores.

Una vez realizada la transfusión, se extrae la aguja y se higieniza la zona del Port-a-Cath. En total, han sido unas 7-8 horas donde el pequeño Bernat se ha comportado como un auténtico héroe.

No hay comentarios

Escribe tu comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies